Sin categoría

¿Qué hay que estudiar para ser meteorólogo?

Una de las profesiones que tiene mayor vigencia en la actualidad, es la que se ocupa de estudiar los fenómenos meteorológicos y cómo estos influyen en el clima. Estos factores tienen incidencia en diversas áreas de la economía, como la aeronáutica, el transporte marítimo o la agricultura.

Los especialistas en analizar las variables atmosféricas y hacer predicciones sobre el estado del tiempo son los meteorólogos. Para estudiar esta profesión en España, debes contar con un grado universitario en áreas como la Física, Ciencias Ambientales o Geografía y hacer un máster de especialización.

Un meteorólogo es una persona interesada en todo lo que ocurre en la atmósfera y la forma en que esto determina las condiciones climáticas. Si estás interesado en formarte en esta disciplina, conoce lo que debes estudiar, las funciones que cumple y cuánto gana un profesional en meteorología.

¿Qué es un meteorólogo?

Es un profesional especializado en estudiar el clima y todos los fenómenos relacionados con el estado del tiempo. Se considera que la meteorología es una ciencia relacionada con el estudio de la atmósfera, la cual se enfoca en interpretar los distintos fenómenos naturales que determinan las condiciones climáticas.

Para esto, un meteorólogo utiliza información que es recogida por aparatos especializados que se ubican en las estaciones meteorológicas. Los mismos son capaces de medir y registrar diversas variables, como la velocidad y dirección del viento, humedad, presión atmosférica, radiación solar o precipitaciones, entre otros.

Además, se usan satélites que son capaces de recoger datos como la contaminación, corrientes oceánicas, tormentas de polvo o los incendios forestales. A partir de estos, el meteorólogo hace predicciones sobre las condiciones del clima y elabora informes para el conocimiento del público general o instituciones encargadas de manejar posibles desastres naturales.

Funciones de un meteorólogo

Estos profesionales están en capacidad de usar distintos conocimientos y herramientas, que les permiten interpretar el estado del clima. Por tanto, tienen la responsabilidad de cumplir con las siguientes tareas:

  • Recopilar toda la información disponible sobre los fenómenos meteorológicos mediante el uso de estaciones de superficie (meteorológicas), satélites, sensores remotos, radares, entre otros.
  • Interpretar los datos meteorológicos provenientes de distintas fuentes, a fin de comprender las condiciones del clima a corto y mediano plazo.
  • Realizar predicciones del tiempo, haciendo uso de herramientas como modelos informáticos, que presentan distintos posibles escenarios. Asimismo, aplicar los conocimientos adquiridos en física o teoría del clima, que le permitan hacer predicciones más precisas.
  • Elaborar mapas de tiempo que permitan comprender mejor los fenómenos meteorológicos y elaborar informes al respecto.
  • Presentar predicciones del estado del clima para ser usadas por el público general o en áreas concretas, como la agricultura, pesca, aviación, marina o división de prevención de desastres de los gobiernos.
  • Informar a la opinión pública por distintos canales sobre condiciones o amenazas meteorológicas que puedan afectarlos.
  • Aplicar sus conocimientos para contribuir a resolver o prevenir problemas en el medioambiente, como el manejo del agua o la contaminación.
  • Diseñar los modelos matemáticos que ayuden a predecir, de manera más exacta, la forma en que los fenómenos meteorológicos inciden sobre el estado del tiempo.

Requisitos y qué hay que estudiar para ser meteorólogo

Lo primero que debes saber es que en España no hay un grado universitario de meteorología, por lo que deberás formarte en otras carreras. Las más adecuadas son aquellas con un alto componente de matemáticas y asociadas al medioambiente.

Si estás interesado en seguir la formación como meteorólogo, lo más recomendable es que hagas el bachillerato en Ciencias. Posteriormente, puedes seguir un grado universitario en áreas como la Física, Geología, Geografía, Ciencias Medioambientales, Matemáticas o Química.

Posteriormente, deberás cursar un máster en meteorología, en el cual obtendrás conocimientos que te acrediten para ejercer como meteorólogo. En este sentido, la Organización Meteorológica Mundial (OMM), contempla dos categorías de profesionales en el área:

  • Técnico en meteorología: es un profesional que ha completado el paquete de instrucción básica a nivel técnico, establecido por la OMM.
  • Meteorólogo: persona que cuenta con un grado universitario en áreas afines y recibe formación homologada, según lo establecido en el Paquete de Instrucción Básica para meteorología.

Por tanto, si quieres ser un meteorólogo calificado en cualquiera de sus especialidades, es necesario que cubras este proceso. En este sentido, la Agencia Estatal de Meteorología en España (AEMET), puede brindarte asesoría sobre la formación.

Una vez que has cursado el máster y obtenido la especialidad en meteorología, puedes dedicarte a alguna de sus ramas:

  • Aeronáutica: encargada de estudiar y analizar las distintas variables meteorológicas que intervienen en el tráfico aéreo. Tiene particular importancia todo lo referido a la velocidad y dirección del viento, precipitación y tormentas.
  • Agrícola: se enfoca en aquellos fenómenos atmosféricos que tienen incidencia en el desarrollo de los cultivos. En este caso, temperatura, humedad, precipitaciones (época, intensidad), vientos y radiación, entre otros.
  • Náutica: tiene que ver con el estudio de los fenómenos meteorológicos que actúan sobre la superficie de los océanos. Esto incluye los factores que influyen en las corrientes marinas y cualquier otro que pueda afectar la navegación marítima.
  • Médica: algunos meteorólogos trabajan en el análisis de las variables atmosféricas que tienen efecto sobre la salud de las personas. Por ejemplo, la velocidad del viento y la distribución del polen que genera alergias.
  • Forense: se encarga de hacer reconstrucciones de eventos climáticos en un lugar particular. Suele ser usada en casos de reclamo de indemnizaciones a seguros, así como en la investigación de algunos crímenes.

¿Dónde estudiar meteorología en España?

Si quieres ser meteorólogo, es necesario que curses alguno de los másteres homologados, ofertados por las universidades en el país. Entre los más reconocidos, están:

Máster en Meteorología de la Universitat de Barcelona

El mismo tiene una duración de 1 año, donde debes cursar 60 créditos ECST, enfocado a recibir formación básica en meteorología. Está dirigido a graduados universitarios en las áreas de especialidad, como Física, Biología, Ciencias Ambientales, Geografía, entre otros.

Los aspirantes deben contar con complementos formativos en Matemáticas, Fundamentos de Mecánica, Fluidos, Ondas y Termodinámica. Además de la formación básica, se tocan aspectos como la influencia del clima en el medioambiente, prevención de desastres naturales y servicios a la población.

Máster en Meteorología y Geofísica de la Universidad Complutense de Madrid

En este caso, se enfocan tanto aspectos de la geofísica como de la atmósfera, en un máster dividido en varios módulos. Se ha diseñado para un año de duración y 60 créditos ECTS en modalidad presencial, con un cupo aproximado de 30 plazas anuales.

En el módulo básico se toman asignaturas como física del clima, meteorología física y procesamiento de datos. Luego, en la especialidad de física de la atmósfera, abordas la circulación en esta y el océano,así como el análisis de información, para complementar con las prácticas de empresa.

Máster en Geofísica y Meteorología de la Universidad de Granada

Dictado también en modalidad presencial, está estructurado en tres módulos, con posibilidad de obtener un título general o especialidad en una de las áreas. Tiene una carga de 60 créditos ECST, con un módulo básico en el que aprenderás sobre los instrumentos de medición, análisis de datos y riesgos climáticos.

Si quieres obtener la especialidad en meteorología, deberás cursar al menos 25 créditos de este módulo. En este, verás asignaturas como climatología y cambio climático, dinámica atmosférica, micrometeorología o meteorología física avanzada y al final, se realizan prácticas profesionales en empresas o instituciones gubernamentales especializadas en el clima.

¿Se puede estudiar meteorología a distancia?

Por lo general, los estudios en esta disciplina son presenciales, debido a que muchas asignaturas tienen un contenido práctico importante. No obstante, la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) oferta un curso de postgrado en meteorología.

El mismo es de título propio y cumple con las exigencias de la OMM para formarte como meteorólogo. Por tanto, es equivalente al PIB-M (Paquete de formación básica), tanto para nivel universitario como técnico.

Puedes obtener un título de máster, especialización o diploma experto, según tu formación profesional. Las clases teóricas se reciben mediante la plataforma virtual de la UNED y las actividades presenciales se realizan en sedes de la AEMET.

¿Qué es un observador meteorológico?

Es un profesional especializado en medir y registrar los distintos parámetros de la atmósfera que pueden ayudar a predecir las condiciones climáticas. Estos pueden ser la nubosidad, presión atmosférica, precipitación, humedad, temperatura, entre otros.

Las mediciones se hacen en estaciones de superficie o mediante el uso de equipos como satélites, radiosondas o radares. En España, hay un cuerpo de Observadores de Meteorología del Estado, que son los trabajadores encargados de estos registros.

Actualmente, existen 450 funcionarios en todo el territorio nacional dedicados a la observación y registro de todos los fenómenos meteorológicos. Asimismo, están encargados de supervisar las diferentes redes de observación meteorológica, a fin de que se mantengan operativas y suministran la información necesaria para hacer predicciones del clima.

Para ser un observador meteorológico, debes presentarte a las oposiciones abiertas por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico. En estas, deberás hacer las siguientes pruebas:

  • Un ejercicio obligatorio que consiste en contestar un cuestionario de preguntas, a fin de medir la capacidad del aspirante sobre los temas propuestas.
  • Un segundo ejercicio obligatorio, en el cual deberá resolver un problema de Matemática, uno de Física y un supuesto práctico en el área de la Meteorología y Climatología.
  • Puede realizar un ejercicio voluntario no eliminatorio que consiste en una prueba de comprensión del idioma inglés.
  • Realizar un curso selectivo con duración de 5 meses, con componentes teóricos y prácticos, organizados por la AEMET.

Diferencia entre meteorólogo y observador meteorológico

El meteorólogo es un profesional que se especializa en analizar e interpretar los distintos fenómenos meteorológicos, para predecir el clima. Además, tiene formación universitaria y capacidad para desarrollar modelos predictivos, intervenir en programas de prevención de desastres o desarrollar programas de investigación meteorológica.

Por su parte, un observador meteorológico se ocupa de registrar los datos asociados a las distintas variables meteorológicas. Son los encargados de entregar esta información básica a los meteorólogos, con la finalidad de que puedan hacer las predicciones del tiempo.

¿Cuánto cobra un meteorólogo?

Esto va a depender en gran medida de para quien prestes tus servicios, ya que un meteorólogo tiene una gran cantidad de salidas profesionales. Los mismos pueden trabajar para agencias del estado, universidades, compañías de seguros, empresas aeronáuticas o marítimas o de desarrollo de software predictivos del clima, entre otros.

No obstante, en promedio se estima que un meteorólogo perciba unos 2.000 euros mensuales brutos. Al iniciar su carrera, el salario estimado se encuentra entre los 1.500 a 1.800 euros y con una experiencia superior a los 5 años, puede llegar a los 2.500 a 3.000 euros.

¿Cuánto cobra un observador meteorológico?

Según lo indicado por la AEMET, durante la fase de capacitación profesional, estos profesionales reciben un salario bruto mensual de 1.700 euros. Una vez que se obtiene una plaza en el proceso de oposiciones, esta remuneración puede aumentar con algunos complementos de destino o específicos y llegar hasta los 2.000 a 2.500 euros.